Presencia de la Oje en las provincias africanas

Artículo editado en Marzo de 2006  en las páginas de hoydigit@l y firmado por  Alfonso Callejo en su columna de “EL BATISCAFO”

Ahmed, el saharaui

EN 1972 la vida en España fluía con la inercia cansina y crecientemente retardada de un movimiento giratorio ya añejo, impelido hace tiempo; y las cosas se sucedían igual que siempre, por mucho que flotara en los ambientes intelectualoides la certeza de que pronto algún obstáculo podría interponerse, cambiando la trayectoria de esa evolución hasta entonces predecible con un impulso nuevo y desconocido. Pero eran todavía años que yo califico de «tardo-sesenta». La O.J.E. seguía organizando sus campamentos veraniegos pre-militares usando los mismos símbolos y consignas de hacía treinta años, desde los primeros «años triunfales». Era mi primera temporada de arquero, recién abandonada la condición iniciática de flecha. El campamento reunía aquel verano en torno a los pinares y espléndidos arenales de Mazagón un turno formado por acampados extremeños, onubenses y saharauis que confería al conjunto un inquietante sabor exótico con sonido de timbales al atardecer y visiones de chilabas, extrañas escrituras de derecha a izquierda y un color de piel que no alcanzábamos ningún verano por muchas pistas de rastreo que hiciéramos a la intemperie. Todos éramos españoles porque la unidad patria incluía aquella remota provincia abrasada por la tenacidad del sol del desierto. En efecto, aquellos chavales morenos hablaban español, contaban chistes verdes como nosotros y juntos entonábamos el «prietas las filas» al finalizar el fuego de campamento. Me hice amigo de Ahmed -comerciante nato- de enormes ojos negros, que me vendió una insignia dorada con un camello sobre una media luna con la inscripción ‘Sahara’, que todavía conservo. Ahmed trepaba a los pinos con asombrosa facilidad para vender por unas pesetas las piñas repletas de sabrosísimos piñones a los compañeros peninsulares más pudientes económicamente.

Muchas veces me he acordado de Ahmed, una de las primeras amistades efímeras de las que está llena la vida para aportar a la existencia esa placentera insatisfacción tan extraña y tan cierta de cosas no concluidas pero con poso saludable. Y me acuerdo también de aquel patriotismo de mantequilla, engañoso, que sólo buscaba fosfatos en el subsuelo de Bu-Cra. Me acordé de él tan sólo tres años después imaginando a nuestros legionarios de pelo en pecho montando con su cabra engalanada en los aviones de regreso a la península mientras Marruecos y Mauritania se repartían el territorio del Sahara Occidental. Me acordé de la gran amistad del hermano Hassán II, a quien Franco invitaba a cazar en los montes del Pardo, una amistad perseverante y paciente hasta el lecho de muerte del amigo. Muchas veces he pensado en Ahmed, tal vez en otros campamentos sobre una arena muy parecida a las amarillas playas de Huelva: los campamentos de Tinduf, al norte de Argelia. Mi amigo saharaui con mucha probabilidad cambió su uniforme de la O.J.E. por otro de combate para luchar contra el invasor marroquí desde el Frente Polisaro y defender así su verdadera patria, hecha de tradición nómada y lealtad al territorio, no de banderas y canciones de mentira. ¿Qué sería de él? Porque treinta años de refugiado son muchos. Puede que Ahmed haya tenido la fortuna de ser uno de los cinco mil titulados superiores que hay entre los trescientos mil refugiados, gracias a las ayudas internacionales. Es posible que haya contribuido a erradicar milagrosamente el analfabetismo en su población o que cure a los enfermos por las dairas y wilayas del desierto. A decir verdad, también me lo he imaginado envuelto en un sudario blanco de costado mirando a La Meca con las cuencas vacías y huérfanas de aquellos ojos negros bajo las arenas calientes del Sahara, al sur del río Dra, mientras sus hijos siguen esperando el referéndum.

Si me encontrara algún día con él, no sabría qué decirle. Lo propio sería recordar los buenos tiempos cuando los dos éramos españoles, pero creo que me daría vergüenza.

Responses

  1. ¿Qué nos puede decir esta fotografía?

    Se trata de una instantanea tomada en una reunión del Jefe Nacional de la OJE y del Secretario Nacional de Formación con Severo Moto Nsá.

    No sabemos la fecha exacta. La imágen pertenece al Fondo de la Jefatura Nacional y podemos intuir que se hace entre 1979 y 1982 en el perído en el que el político guineano obstentába la representación del Ministerio de Turismo e Información de su País.

    ¿De qué lado estábamos? ¿Cual era el contenido y la finalidad de esa reunión?

  2. Sí nuestra memoria no nos falla, fue durante el trascurso de la IV Reunión de la Comisión Permanente de la Junta Juvenil Nacional de la OJE celebrada en Madrid los días 23 y 24 de Junio de 1973 cuando supimos de la formación, por un grupo de estudiantes saharauis, del “Frente Polisario” -Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro- con la finalidad de conseguir la independencia de España en esos territorios.

    Esperábamos la presencia de Mohamed Ahmed Bacada, miembro de la Junta Juvenil de El Aaiun y representante, desde 1971 de las provincias de Las Palmas, Tenerife y el Sahara en la citada Comisión Permanente. Siguiendo el mismo hilo de nuestra memoria, nos conduce al recuerdo de un comunicado enviado a la Delegación Nacional acerca de su paso al citado movimiento independentista y la separación, como consecuencia lógica, de su afiliación a la Organización Juvenil Española. En realidad no habíamos vuelto a contar con su presencia, por unas y otras causas mas o menos justificadas, desde la I Reunión de la Comisión celebrada en 1971, justo a continuación del Pleno de la Junta Nacional en el que fue elegido.

    De entonces a aquí, ni una sola noticia sobre su paradero. Nuestro Ahmed es muy probable que cambiase su uniforme de OJE por el de combate para luchar contra el invasor. Lo que desgraciadamente ocurre es que el invasor en aquellos años de 1973 a 1975 era, según ellos, España. También nosotros lo hemos imaginado envuelto en su sudario blanco mirando hacia la Meca al tiempo que otros afiliados de la OJE, compañeros suyos en muy cercanos tiempos, pueden yacer en otras fosas cercanas producto de las mismas escaramuzas guerrilleras.

    ¡Que triste todo! Dicen que lo que mal empieza, mal acaba y es bien cierto. La descolonización del Sahara no es el episodio nacional mejor resuelto.

    36 años más tarde de la desafección del amigo Ahmed de la OJE, una mujer saharaui: Aminetu Haidar languidece- en el momento de la redacción de este comentario- en un aeropuerto español tratando de reclamar para su pueblo la misma independencia que entonces se reclamaba de España. El resultado de aquel desaguisado lo conocemos todos. “Caminando en el desierto” es un blog que nos acerca una visión de esta de esta parte de la historia.

    La OJE, esta vez, ha tomado partido y se coloca a favor de la independencia del pueblo Saharaui. Su apoyo se traduce en varias colaboraciones con los campos de refugiados de Argelia. Ojalá nuestro amigo Ahmed pueda llegar a saber que nunca quisimos tenerlo enfrente y que, sí hubiera sido por nosotros, aún hoy compartiríamos los mismos sueños aunque fuésemos de pueblos diferentes y ojalá pueda disfrutar con Amineitu de la plena libertad de su pueblo .

  3. Gracias, shukran por mencionar el blog que construyo cada día sobre el Sáhara. Gracias, sobre todo en estos días tan dolorosos en los que Aminetu Haidar ve como su vida languidece.

    Y en cuanto a la relación entre la OJE y el pueblo saharaui dos perlas:

    Omar Mansur, fue en su día wali de el campamento de refugiados de El Aaiún, y recordaba con alegría su paso por los cursos de formación de cuadros de Covaleda.

    Hmad Hammad es uno de los principales activistas saharauis. Ha sufrido detenciones y torturas. Le entrevisté hace ahora justo un año y os puedo asegurar que fue una de las conversaciones más duras de mi vida. Él también fue miembro de la OJE.

  4. El 26 de Febrero de 1976 España abandonaba Sahara en manos de Marruecos y Mauritania como resultado de los muy discutidos Acuerdos Tripartitos de Madrid. Pocos meses mas tarde, el 10 de agosto, el Gobierno Español concedía por Decreto a los cerca de 74.000 saharauis -según el último censo elaborado en 1974 en la provincia española número 53- la posibilidad de reclamar en el plazo de un año la nacionalidad española advirtiendo de la perdida definitiva en caso de no efectuarse esa reclamación.

    No se produjo ninguna dentro del plazo citado. Probablemente aquel Decreto no tuvo medio oficial de llegar a los posibles reclamantes ocupados, con toda seguridad y desde la fecha real del abandono español, en un obligado exilio al que les conducían las escaramuzas de los ejércitos de los nuevos estados ocupantes. ¿No quisieron hacer aquella reclamación entonces o es que no pudieron?

    Lo cierto es que el 28 de octubre de 1998 en Sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo sobre la cuestión de la nacionalidad española de los saharauis se viene a reconocer, por primera vez, la reclamada por Don Badadi Mohamed-Moulud Hossein nacido en El Aaiún en 1950 y Jefe Territorial de la OJE (sic), sentando un precedente para las muchas reclamaciones posteriores.

    Merece especial mención el apartado “F” del fundamento de derecho numero nueve que se cita en la sentencia:

    Finalmente, fue designado por el Delegado Nacional de la juventud, dependiente de la “Secretaría General del Movimiento” Jefe Territorial de la Organización Juvenil del Sahara. Entre las “promesas”, que hizo, en tal condición, figuran las de “sentir la responsabilidad de ser español dentro de la necesaria comunidad de los pueblos”; “honrar con la lealtad de “su” conducta la memoria de todos los que ofrecieron su vida por una España mejor” y la de “servir a su Patria” (España) y “procurar la unidad entre sus tierras y entre sus hombres”. Los expuestos datos probados, valorados en su conjunto determinan que se tenga como “hecho probado” la posesión del estado de nacional español por el actor; así como su utilización continuada, durante diez años, como mínimo.

    Ver el Texto completo de la citada sentencia

    Documentos como este, guardados celosamente por muchos ciudadanos saharauis, han sido los que motivaron los cientos de reclamaciones en diferentes juzgados de Extremadura en años posteriores.

  5. Nos envia Jesús Dolado, desde Madrid, un artículo sacado de la publicación “Asturias Liberal” firmado por el coronel de infanteria retirado D. Francisco Alamán Castro sobre su idea del Polisario y del pueblo saharaui.

    No conocemos al citado coronel, ni hemos sido testigos directos de los avatares de la descolonización del Sahara. Sin entrar en valoraciones, lo tomamos como un punto de vista mas de alguien que dice haber vivido la época que se cita y que puede ayudarnos a entender el compromiso actual con el pueblo saharaui que un día formó parte de la OJE.

    El artículo se títula: EL OTRO SAHARA QUE YO VIVI y ha sido nuevamente publicado en la bitácora del autor con motivo de algunas comentarios surgidos a raiz de la huelga de hambre de la señora Aminatu Haidar.

  6. Recopilando las distintas huellas dejadas por la OJE para formar su propia historia nos encontrábamos en la necesidad de buscar las huellas dejadas en las provincias de África. Nos ha sido relativamente fácil ir encontrando algo concerniente a la presencia en la Guinea Ecuatorial: las provincias de Río Muni y Fernando Póo, pero hemos tenido muchas más dificultades para lo relativo a las otras dos provincias españolas: Sahara e Ifni.

    Tardamos en darnos cuenta que teníamos muy cerca a Carmelo Moya Maeztu, maestro riojano destinado, como tal, a la provincia del Sahara y de la que fue nombrado Delegado de Juventudes en la época en la que Manuel Antón Ayllón, también riojano, era Secretario Nacional de la Juventud con Gabriel Cisneros Laborda como Delegado Nacional, época en la que surgen los primeros pasos del POLISARIO.

    No hemos tenido ocasión, todavía, de charlar con el amigo Carmelo pero si hemos tenido una charla intensa con el amigo Manolo.

    En “Huellas” tenemos entre los apuntes una reseña de esta conversación.

  7. Nos envia un correo Jesús Dolado de Madrid adjuntando estas dos imágenes con el correspondiente comentario. Lo publicamos en este espacio como una aportación más que viene a dar testimonio de las luces y sombras de algunos momentos:

    Pintadas del Frente POLISARIO. Villa Cisneros.1975

    Mientras la Organización prepara una nueva campaña junto al frente POLISARIO y por aquello de que o una imagen vale mas que mil palabras, con los viva al FRAP Y a ETA, sobran estas ultimas.

    Los asesinados por ETA, FRAP y el POLISARIO nos agradecerán eternamente ( nunca mejor dicho) nuestras muestras de lealtad, aunque sea recordándonos aquello de …HONRAR CON LA LEALTAD DE MI CONDUCTA A TODOS AQUELLOS QUE DIERON SU VIDA POR UNA ESPAÑA MEJOR...

  8. Veo las imágenes que aporta Jesús Dolado y ¿qué se puede decir?

    Pintadas como esas, y aún mucho más vejatorias, se han podido ver en el lejano 75 en la España Imperial, y hoy mismo, en muchas calles de nuestra patria. Sólo hay un número que realmente tiende a infinito: el de los idiotas con spray ¿Las podemos utilizar para juzgar al pueblo saharaui?

    Por otro lado, dos años antes a esas pintadas -1973, afueras de El Aaiún bajo administración española- un grupo de manifestantes saharauis pacíficos fueron tiroteados, y murieron, por el fuego de miembros de la Legión española ¡Viva la muerte! Un día después, las fuerzas de seguridad españolas asesinaron a Bassiri, líder del independentismo saharaui. Esto último está aceptado por los expertos españoles en el tema aunque Bassiri continúe siendo oficialmente “desaparecido”.

    Luego, y después de prometer un referéndum de autodeterminación en consonancia con las resoluciones de Naciones Unidas, abandonamos al pueblo saharaui inerme ante sus enemigos. Hoy, es el único pueblo africano pendiente de su proceso de descolonización. Que alguien les pregunte su opinión sobre el tema a Jaime de Piniés, Rodríguez de Viguri, Diego Aguirre… españoles ejemplares que defendieron de manera ejemplar los anhelos de independencia del pueblo saharaui.

    Y con todo y con eso, cualquier español puede visitar los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf… y será bien recibido, aunque cuestione la política del Polisario.

    Entre esos visitantes están una docena de voluntarios de la OJE que trasladan la solidaridad del pueblo español que se ha convertido en miles de juguetes para infancia saharaui.

    DEFENDER LA JUSTICIA Y LUCHAR POR IMPONERLA AUNQUE SU TRIUNFO SIGNIFIQUE UN MAYOR SACRIFICIO PARA MI.

    La verdad es que la Promesa de la OJE es la pera: lo mismo te vale para un roto que para un descosido 😉

  9. Una imagen vale más que mil palabras debió inventarlo alguien con poco sentido común. Una imagen no vale nada. No nos muestra ni el ANTES, ni el DESPUÉS, ni el DURANTE. No sabemos quien lo escribió, porqué lo hizo ni nada de nada ¿Hizo las pintadas una persona ilustrada? ¿Las hizo una persona libre o una persona pagada o incitada por alguien?. Hace cientos de años muchos españoles e indígenas murieron en las rebeliones de independencia de España de los países americanos. No fueron 289… fueron miles ¿debemos por ellos dejar de tener relación con los americanos bolivarianos? ¿Con todos? Yo creo que no.

  10. Hola a todos. Soy el autor del artículo “Ahmed el saharahui”, con quien he vuelto a encontrarme es este blog. En la época que relato yo tenía 14 años y no recuerdo ya si en las conversaciones que tuve con él y otros saharahis de edad parecida me hablaban de estos temas: la independencia, la existencia del Polisario, el colonialismo, etc. Creo que no. Es posible que a los campamantos de la OJE fueran niños de familias más “patriotas” para convivir unas semanas con otros niños compatriotas del otro lado del Estrecho y cantar juntos el “cara al sol” o el “prietas las filas”. La conciencia política, al menos con aquella edad era nula. Me han parecido muy interesantes vuestros comentarios, que demuestran un mayor conocimiento del asunto relacionado con la OJE y el Sahara. Un saludo desde Cáceres.
    Alfonso Callejo

  11. LA EDUCACIÓN EN EL SÁHARA ESPAÑOL

    Apreciados amigos:
    Acabo de publicar un trabajo sobre la Historia de la Educación en la antigua provincia del Sáhara español. Se titula TIZA Y ARENA. Está planteado desde la Etnología y la Pedagogía y posee una extensa documentación fotográfica. Perdón por el abuso, pero he pensado que les podía interesar el hecho. Se puede consultar el contenido y el modo de adquirir el libro en:

    http://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca-provincia/2016/07/21/tiza-arena-recorrido-por-las-escuelas-del-sahara-espanol-977177-1101026.html

    También en:
    http://www.dphuesca.es/publicaciones-catalogo/-/publicador/tiza-y-arena/Wz1IU6ehMoSr

    Distribuye: PRAMES S.A.//www.prames.com/
    976 106 171/ prames@prames.com

    Un cordial saludo. Enrique Satué

  12. Mi nombre en Brahim zeini,actual Director del Centro Es.Mul.Rachid en Aaiun .Fui alumno de varios Centros :pri.E.media ect.Un recurdo y saludo a todos que estuviernon en aquel entoncescomo alumnos .profesores.padres etc…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s