No es lo mismo

En este blog, y en otras muchas situaciones, la OJE pone como ejemplo a seguir a los dirigentes más destacadas del periodo inicial de esa asociación. Bien me parece, pero creo que sería necesario hacer alguna matización, una especie de aviso a navegantes.

 Esas figuras ejemplarizantes, desempeñaban en la OJE su trabajo. Para que nos entendamos, estaban obligados a dedicar su jornada laboral a la Organización. Y si lo hacían de manera destacada, aquello les suponía un impulso en su carrera profesional. Eran otros tiempos. Y creo que algunos de ellos fueron realmente intachables en su dedicación a la juventud.

Pero no es lo mismo. Hoy –y esto se puede decir desde hace más de treinta y cinco años- un dirigente juvenil de la OJE es una persona que, o bien tiene que dedicarse a sus estudios, o bien tiene que desempeñar un trabajo absolutamente ajeno a la OJE. Si a eso le sumamos el estigma que pesa sobre la Organización –y que parece que a nadie parece importarle un pimiento- deberemos reconocer que el tiempo que cada uno le ofrece la OJE es verdaderamente valioso. Porque a buen seguro no le servirá para promocionarse en modo alguno. Tal vez, todo lo contrario.

¿Qué manuales de aire libre podrían redactar algunos dirigentes de la OJE de 2012 si dedicasen cuarenta horas a la semana remuneradas a esa labor? ¿Qué proyectos de cooperación podrían desarrollar? ¿Cómo verían algunos hogares –todos en realidad- impulsada su labor? ¿Qué libros se editarían? ¿Qué canciones se compondrían? ¿Qué marchas? ¿Qué campamentos? ¿Qué expediciones polares, o submarinas, o vuelos interplanetarios?

 Sin embargo, los tiempos son hoy distintos. Puede que algunos se lamenten de la leche derramada… allá ellos. La OJE sabe cual es la realidad de hoy. Y cuando digo la OJE hablo de quienes día a día organizan sus actividades, incentivan y forman a sus afiliados, buscan adhesiones y nuevas fuentes de financiación…

 Conozco algunos chicos y chicas que cuando salen del Instituto preparan las actividades que van a desarrollar el fin de semana en su Hogar. Que tienen que convocar sus reuniones en fin de semana porque ese es su tiempo libre ¡Para que seguir!

 Esta OJE de hoy tal vez pueda. Sinceramente, mantengo serias dudas sobre su capacidad y ojala me equivoque. Pero a buen seguro, quienes hoy detentan las máximas responsabilidades y siguen contando las batallitas del abuelo cebolleta… no coadyuvan al verdadero impulso de una asociación de voluntariado.

 Bien está que un sitio web recoja la labor de aquellos que desempeñaron una labor fundamental en el increíble crecimiento de la OJE. Es una labor encomiable. Pero la propia asociación haría bien en dejar de mirar a los luceros y apoyar a quienes día a día se arremangan contra viento y marea.

 Francisco J. Orcajo Campillo

Responses

  1. Esa es la OJE que yo he vivido y no me importaría seguir viviendo, en ella creo que estoy desde siempre, la que dejas claro en este apunte. La OJE que vive/sobrevive gracias a sus afiliados, amigos y simpatizantes.

    La otra la he conocido por mis propios estudios, pero creo que no es la real desde hace más de tres décadas y mucho menos la de hoy día.

    Creo que la OJE la hacemos entre todos y cada uno de los que nos ponemos a ello, sin grandes despliegues, sin grandes abalorios, pero esa OJE que sale en la cabalgata de…, que toca sus canciones en…, la de esos afiliados, camaradas y amigos que se juntan para…, el resto es Historia y por ello es bueno saludarla “de frente”, pero “el camino” solo se hace “en marcha”, cada día, cada momento… allí donde un par de afiliados deciden juntarse y trabajar juntos por la idea común.

    Tras unos años ausente me llama la atención regresar y ver que la familia sigue como la dejé entonces… luchando dentro y fuera, quizás algo mermada (me refiero a mi tierra asturiana), pero el paso del tiempo no perdona los errores y la falta de profesionalidad (poder dedicarse a ello a la antigua, cobrando un sueldo por ello).

    Aunque también creo -personalmente- que sigo vivo y con ganas de ponernos las botas para caminar al lado del camarada que lo desee, como siempre. Lo demás nunca me importo demasiado, aunque este deseo igual es el de un nostálgico que regresa para ver su solar hipotecado y no saber qué hacer en su propia tierruca.

    Por todo ello no se me ha ocurrido mejor cosa que inscribirme en el “Encuentro Nacional Guías”, como un sencillo paso adelante, esperando y deseando volver a sentirme parte de algo vivo, pero consciente de que nada será igual que en décadas pasadas y menos por estas tierras norteñas. Pero tengo, tenemos la suerte de ver que la OJE es algo más, pero sobre todo que está viva.

    Gracias por hacerla posible. Gracias a todos y cada uno de los que a su manera la hacéis/hacemos más real cada día que pasa.

    Vale Quien Sirve.

  2. Bien aventurados los tiempos difíciles porque ellos hacen criba de los …..

    No te falta un punto de razón en lo que comentas, pero entre los que rememoramos aquellos tiempos y añoramos nuestras vivencias( historietas del abuelo cebolleta) no olvides que también había un gran puñado de chicos que hacíamos lo que tú ahora ” pones en valor” teníamos nuestro tiempo de estudio y /o trabajo y el ocio lo dedicábamos a preparar las actividades de nuestros círculos con unos medios digamos nulos. Pero encontramos en nuestro camino a personas que muy por encima de lo que exigía su deber profesional nos dedicaron una muy gran parte de su tiempo y de su vida personal, de su amistad y de su ilusión.

  3. Cada tiempo tiene su sinfonía.

    En estos tiempos -aparte o además de recordar sinfonías anteriores y, por qué no, cantarlas y contarlas, aunque sea al estilo cebolleta, si queréis (¿qué estúpido dijo que la nostalgia y el recuerdo son malos?)- es, como dice Jesús, arremangarse y tocar la que toca ahora.

    Y de eso precisamente hablaremos en el Encuentro Nacional de Guías Mayores, porque, al menos, las historias del abuelo cebolleta son precisamente las nuestras. 😉

    VQS

  4. Es bien cierto que hubo un tiempo en el que parte de los dirigentes de la Organización eran profesionales con dedicación exclusiva y remunerada, al menos los que ostentaban los cargos en las Jefaturas Provinciales y la Nacional, pero no es menos cierto que, desde siempre, acompañando a esos profesionales han habido otros mandos y dirigentes que desde el voluntarismo dedicaron un tiempo muy importante de su vida a la Organización compaginándolo con su tiempo de estudio, de trabajo o de atención a la empresa o a la familia. Esto es un hecho incuestionable que viene pasando desde 1960.

    Evidentemente la OJE no sería nada sin la aportación de esos primeros nombres de dirigentes nacionales y provinciales que se recogen en todas los listados mas o menos conocidos, porque de ellos dependieron los primeros balbuceos de la Organización, pero nadie puede pensar en que ahí se acaba la historia. De hecho, todos esos profesionales vienen a caber en esas pequeñas relaciones, sin embargo, el listado de mandos y dirigentes voluntarios está sin hacer porque su elaboración seria una ardua labor y su relación final sería muy extensa.

    Por otra parte la OJE ha cumplido ya los 50 años de existencia y apenas fueron los 16 primeros en los que se pudo contar con aquellos profesionales para ocupar los puestos de responsabilidad. A partir de entonces, esos puestos quedaron en manos de dirigentes y mandos que asumían la responsabilidad desde el mas puro voluntarismo, lo que equivale a decir que hace 36 años que se sigue actuando de la misma manera con lo que no encontramos la diferencia entre los actuales “voluntarios” y los que lo fueron en estos últimos 50 años. Tampoco en la cuestión política porque ya se estaba fuera del “paraguas” institucional.

    ¿Que se habla mas del pasado que del presente? Puede ser simplemente, porque los que hablan sean parte del pasado. ¿Que faltan nombres en nuestra historia? Puede ser simplemente, porque nadie tomara nota y la historia necesita de testimonios. También es cierto que, habitualmente, la historia recoge los nombres de los triunfantes generales y se olvida de la soldadesca, pero este no es nuestro caso, nosotros hemos sabido rendir tributo a todos los nuestros: dirigentes, mandos, especialistas y afiliados que es toda nuestra clase de tropa y no hemos distinguido entre profesionales y voluntarios.

    Nadie podrá reprocharnos de que hayamos puesto más en valor nuestra dedicación a la de aquellos que nos precedieron o nos continuaron. Las páginas de Huellas están repletas de nombres que, profesionales o no, han aportado mucho a esta Organización. De modo que, mayormente,seguimos en lo mismo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .